¿ Qué es para ti ir en moto ? Lucas Gilabert

publicado en: #queesparatiirenmoto | 17

¿Qúe es para ti ir en moto? Esta semana desde el noroeste de la provincia de Alicante, concretamente en Benissa, Lucas Gilabert (@LucasMoto1212) nos explica que es para él ir en moto. 

Amante de las motos y los viajes, Lucas actualmente tiene una flamante Suzuki V-Strom 650. Una moto que de bien seguro le llevará a descubrir nuevos sitios de la forma más divertida, excitante y cómoda. 

Anteriormente Lucas disfrutó de sus viajes con una flamante Cagiva Gran Canyon 900. Que bonita!!

De niño me encantaba montar en bici imaginando que pilotaba una moto, también pasar las horas sentado al volante de un coche cualquiera (normalmente de algún familiar al que le haría gracia mi forma de pasar las horas) imaginando que lo conducía.

Soñaba con todo lo relacionado con el mundo del motor y entonces, sin internet, cualquier ejemplar de una revista que leería un millón de veces o incluso la mobylette o el vespino del vecino anciano que utilizaba para ir al campo era para mí todo un “vehículo de la aventura”

Más tarde tuve mi primer ciclomotor y eso fue un sueño hecho realidad. Pasó el tiempo y llegaron más ciclomotores y diré que principalmente lo que me diferenciaba de la mayoría de mis amigos que también tenían ciclomotor era que ellos lo utilizaban como medio de transporte para llegar a un destino (trabajo, instituto o la fiesta de turno) y para mí lo importante era el trayecto. Ese tiempo a los mandos de mi moto, era solo un ciclomotor, pero yo le daba un uso especial, programaba mi vida en base a esas excursiones en moto o según las posibilidades de poder ver o probar en el mejor de los casos otra moto.

Madrugaba cada domingo para salir de ruta en moto y cuando algún motero de “moto gorda” se confundía al cruzarse conmigo y me hacia con la mano la V del saludo motero se me dibujaba una sonrisa debajo del casco que duraría todo el día.

Mi pasión por el mundo del motor se extrapolo a todo tipo de vehículos, en diferentes etapas de mi vida. Como no podía ser de otra manera estudie automoción con el fin de convertir mi afición en profesión.

Pasarón los años y aunque hoy en día no me dedico profesionalmente al mundo del motor como tal, trabajo de comercial desde los 18 años y nunca he dejado de conducir. Navegar por asfalto ha sido mi vocación desde que tengo uso de razón. Asfalto, tierra y gasolina. ¡Si tiene motor y ruedas, me interesa!

Llegó un punto en mi vida en el que conducir diez o doce horas en coche ya no me llenaba por bonita que fuese la carretera, pueblecito, o puerto de montaña. Iba enlatado y si estáis leyendo estas líneas seguro que sabéis de lo que hablo.

A día de hoy, además de mi coche familiar y mi vehículo de trabajo, tengo una maravillosa moto Trail que me acompaña en mis aventuras.

¿Qué es para mi ir en moto? Para mi ir en moto es sentirme totalmente conectado con ese chaval que era libre sin saberlo. Ese que está en el “aquí y ahora”, disfrutando al máximo cada segundo, cada centímetro de asfalto..

Para mí ir en moto es Libertad en todos sus aspectos.

La ruta

Todavía no son las siete de la mañana de un domingo de septiembre, no ha sonado mi despertador pero ya estoy demasiado activado en “modo motero” así que no espero más y salto de la cama.

Aun no ha amanecido y el cielo estrellado me confirma que no tendré lluvia. Tomo un café mientras mentalmente repaso la ruta. Tengo preparado todo el equipo que la noche anterior deje preparado meticulosamente para hoy. Me pongo en marcha.

En el garaje me espera mi Suzuki V-Strom 650, continuo con los preparativos, conecto el navegador, el intercomunicador enlazado, comparto la ubicación con mi mujer para que pueda seguirme cuando se levante, reviso que todo esta en su sitio y verifico que llegare al punto de encuentro unos minutos antes de la hora acordada.

Ya en carretera empieza la magia, los pensamientos de mi cabeza se silencian y los sentidos se agudizan. Siento el aire en mi cara, la temperatura fresca de la mañana, los olores a tierra húmeda, el sonido de mi moto, el tacto de los nuevos guantes y ahí esta de nuevo ese maravilloso sentimiento: estoy aquí y ahora. Totalmente conectado a mi mismo y a lo que me rodea.

Voy por carretera nacional en dirección a Calpe, el asfalto es bueno pero tampoco me importa ya que conduzco muy relajado y me sobra tiempo. Antes de llegar a Altea me desvío y abandono la nacional para ir en dirección a Penaguila donde me encontrare con mi compañero de ruta. Otro piloto de moto Trail del que nunca dejo de aprender, el conduce una fabulosa Honda transalp 700 prácticamente confeccionada a medida. Estoy cruzando el Castell de Guadalest. Mi felicidad es plena, la sonrisa se me dibuja debajo del casco y la mañana me regala un paisaje increíble mientras sigo curva tras curva buscando una forma de poder transmitir mis sensaciones a mi familia cuando regrese a casa pero una vez más será imposible describir algo así ya que no existen palabras para algo tan fugaz, solo lo puedes vivir en primera persona.

Me encuentro con mi amigo Dani que viene desde Beneixama y como yo, esta a tope de buenas sensaciones esta mañana de final de verano y empezamos la ruta juntos en dirección a Tarbena pasando por el pantano de Guadalest. Es justo bordeando este escenario de naturaleza brutal cuando me doy cuenta de que por mucho que conozca un territorio siempre hay lugares por descubrir que me volverán a enamorar de este maravilloso territorio.

Al conducir por estas pistas de asfalto roto y caminos de tierra entre bosques de pinos todavía húmedos de la lluvia de los días anteriores y siguiendo a mi compañero me vuelvo a sentir como un niño con un increíble juguete que es mi moto y como un niño la diversión vuelve a ser lo más importante.

Tras alguna parada para foto postureo que luego utilizaremos en las redes sociales para compartir con compañeros de afición y mantenernos en “modo on” hasta la próxima aventura motera.

Llegamos a Tarbena bien pasadas las diez de la mañana y paramos a almorzar en el bar Casa Pinet rodeados de moteros. Continuamos la ruta en dirección a Xaló por el puerto del Coll de Rates.

Pasa mucho más rápido el tiempo que los km ya que son carreteas muy lentas de increíbles paisajes que nos dejan sin aliento. A estas alturas de la ruta ya estamos cien por cien fusionados con nuestras motos y totalmente coordinados entre nosotros.

Instagram Lucas Gilabert: @LucasMtoto1212

17 Respuestas

  1. Ruben Suria

    Grande! Sinceramente creo que cualquier motero autentico pensara como tu!
    Los que amamos esta aficion se nos eriza la piel leyendo tu articulo, ya que hemos pasado todos por esas mismas etapas de la vida motera!

    • Lucas

      Muchas gracias por tu comentario. Para mi ha sido importante compartir parte de mi historia y de mis sentimientos con gente como tú que hablas mi mismo idioma y sufrís mi misma locura 😉
      Un fuete abrazo

  2. Jaime

    Se de tu pasión por las motos pero despues de esta lectura se me ha quedado corto el amor que sentías por las motos. Ánimo y disfruta, MOTERO.

    • Lucas

      Muchas gracias por tu respuesta. Tú sabes muy bien que cosas en la vida han conseguido sacar lo mejor de mi, mi parte divertida y más auténtica.
      Tú eres todo un ejemplo y te debo muchísimo 😉

  3. Luis Valiente

    Gran artículo Lucas. He sonreido al leer eso de estar totalmente desvelado antes incluso de que suene el despertador (en “modo motero”). xD

    Los que sufrimos la fiebre de las dos ruedas sabemos bien de que hablas! Por muchos km más!

    • Lucas

      Hola Luis!
      El “modo motero” es totalmente libre y se activa o desconecta cuando le da la gana! No pasa por el filtro y para mi que va conectado directamente a ese niño que todos llevamos dentro.
      Muchas gracias por tu comentario. Espero que nos veamos pronto 😉

  4. Raúl Tent. "Caliu"

    Creo no se puede expresar mejor lo que sentimos los verdaderos aficionados a la moto. Para nosotros no existen las adversidades a la hora de viajar/disfrutar de la moto. Además creo que tienes una moto excelente para colmar todas tus espectativas al respecto. Pero sin duda lo mejor de esta forma de entender la moto, es el compañerismo, las amistades y vínculos que se crean con otras personas. Esto no son aficiones pasajeras, esto es para siempre.
    Enhorabuena por el artículo Lucas.

    • Lucas

      Grande Raul Caliu!!
      Me ha hecho mucha ilusión ver tu comentario aquí. Eres un referente para mi en el mundo de la moto y además el ejemplo de que la afición nos aproxima pues siendo vecinos ha sido la moto lo que nos ha unido.
      Estoy totalmente de acuerdo contigo en que algo más grande que la moto en si es lo que nos une a todo los aficionados.
      Un fuerte abrazo!

  5. Pilar

    Que decirle a Lucas??
    Amiga suya desde los 14 años y ahora pareja y madre de sus dos peques.. 😉.
    Desde que te conozco, Siempre recuerdo a ese chaval como un fanático del motor. Ya fuese en época de instituto, de juergas, conciertos y muy buenos ratos … hasta ahora, no ha habido un solo día en que no nos transmitas tu pasión por las motos.
    No me extraña que tus hijos con lo pequeños que son (10 y 7 a.) ya sepan distinguir marcas, modelos…entre un montón de vehículos.
    Muy buen artículo.
    No dejes nunca que nada ni nadie te aparte de esta bonita afición.

  6. Pilar Serra

    Que decirle a Lucas??
    Amiga suya desde los 14 años y ahora pareja y madre de sus dos peques..

    Desde que te conozco, Siempre recuerdo a ese chaval como un fanático del motor. Ya fuese en época de instituto, de juergas, conciertos y muy buenos ratos … hasta ahora, no ha habido un solo día en que no nos transmitas tu pasión por las motos.
    No me extraña que tus hijos con lo pequeños que son (10 y 7 a.) ya sepan distinguir marcas, modelos…entre un montón de vehículos.
    Muy buen artículo.
    No dejes nunca que nada ni nadie te aparte de esta bonita afición.

    • Lucas

      Es fácil, simplemente, es fácil todo a tu lado porque no ha pasado un día desde que te conozco en el que no haya sido yo mismo a tu lado.
      Hemos compartido todo en la vida y está locura mia no hiba a ser diferente! Os he conseguido contagiar igual que vosotros a mi porque juntos sumamos y juntos somos mejores.
      Gracias por estar siempre ahí 😉

  7. Gerard ( Groca adventure)

    Brutal Lucas, expresas lo que es verdaderamente la moto y como la sentimos los moteros, piel de gallina en más de una frase, te felicito, rodaremos juntos en breves!

    • Lucas

      Hola Gerard!
      Gracias por tu comentario! Eres un referente en el mundo Trail y en los viajes en moto. Además de organizar grandes eventos moteros!
      Yo soy solo un turista en moto pero es cierto que algo grande nos une y que gracias a este modo de vida he conocido gente tan auténtica como tú.
      Y seguro que pronto rodamos juntos!
      Un abrazo

  8. Pablo pablito

    Que chulo el articulo Lucas!! Me has hecho recordar esas calurosas mañanas de verano de principios de los 90 cuando yo vivia en el collao… ¿ que podria hacer viviendo a 200 mts de la piscina municipal? Ni caso… a por mi variant y rumbo a lliber a por mi colega Lucas,para pasarnos la mañana rodando en el plà. V’ss y rafagas motero 😉

    • Lucas

      Pablooooo!
      Si alguien conoce bien el inicio de mi pasión por las dos ruedas ese eres tú. Hemos compartido esa etapa tan guapa! La primeras motos, la primera carrera de SBK, la curva de la afición, rodar por rodar y miles de horas monotematicas y felices!
      Un COLEGA así en mayúsculas!
      Un fuerte abrazo

  9. Tío Mateu

    Lucas, te conozco desde… Bufff desde siempre, recuerdo esas bicis, ciclomotores, alguno ya grandote en plan Suzuki actual, alguna caída, … De verdad que ahora que te he leído me doy cuenta que lo tuyo siempre ha sido lo de ser un Miquel Silvestre a la benissera.

    Y aunque en esos ratos no estoy a tu lado me alegro que los tengas y disfrutes con tu maquina.

    Eres gran, amic, i no ho dic només pels 192 cm…
    Per cert… Allò d’escriure se te dona prou be. Una abraçada.

    • Lucas

      Mateu!
      Tú has desdibujado la línea que separa la amistad de la familia ganándote un título que solo tú tendrás siempre 😉
      Sabes que Miquel Silvestre es un grande de la escritura de viajes en moto y que solo lo nombres en el mismo comentario que a mi es una pasada!
      Muchísimas gracias por tu apoyo.
      Un fort abraç

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *