Qué bien hemos dormido. Vaya día el de ayer. Nos vamos a Chefchauen.

Bajamos al recibidor del aparta hotel. Aparentemente non hay nadie. Ah no, espera!! El gerente que nos atendió ayer esta durmiendo en los taburetes donde hicimos anoche el checking. Nos damos cuenta que las puertas de la entrada están atadas con un candado de moto, que buena pinta tiene todo. 

Tenemos por delante más de cinco horas de camino. Bordeamos la costa por la N16. Conducimos dirección Alhucemas. Por el momento la carretera es aburrida y nos distraemos con los primeros contrastes del paisaje. 

Una vez pasado Bni Hadifa la carretera nos ofrece más curvas y el camino se nos hace mucho más ameno. 

A la altura de Derdara, cogemos la R412 que nos llevará hasta nuestro destino de hoy. A medida que nos vamos acercando, vamos viendo el contraste que ofrece Chefchauen, la joya azul de Marruecos. 

La ciudad conserva su aura exótica pese a haberse convertido en una de las mecas del turismo del país norteafricano. Es una de las mejores puertas de entrada a la mítica comarca del Rif. 

Dicen que el color azul de sus fachadas es para evitar que las moscas y los mosquitos camparan a sus anchas por la pequeña ciudad y se enseñorearan de las callejuelas de la medina.

Solo llegar a Chefchauen, tocaba buscar alojamiento. El tema queda resuelto cuando se nos acercan dos chicos locales y uno de los dos enseguida nos señala la plaza donde dejar la moto. “Yo vigilar toda la noche amego“, nos dice. El amigo nos dice que el sabe donde podemos dormir, y efectivamente acabamos durmiendo en la casa de la familia. 

Estos dos chicos son bastante pesados y todo el rato nos persiguen pidiendo dinero. 

Básicamente nuestro paso por Chefchauen se centro en pasear sin prisa por su encantadora medina y alrededores. 

Cosas de interés a visitar si tienes poco tiempo: 

 

  • Medina
  • Kasba en plaza Uta el-Hamman
  • Tiendas de artesanos en Chefchaouen

No te pierdas nuestras Stories de Marruecos en Instagram!!

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] La verdad es que Chefchauen es un bonito pueblo y tiene rincones increibles. […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *