Escocia en moto. Aviemore – Irongray.

A estas alturas de viaje, ya tenemos la sensación de que esto se acaba y vamos bajando para casa. Llevamos días con mensajes de amigos alertándonos de que en Francia se está liando y que empiezan las huelgas… Seguimos pensando que todo va a salir bien y que no nos vamos a encontrar gasolineras cerradas,carreteras cortadas… así que nos despedimos de Aviemore y nos dirigimos a Irongray, donde pasaremos la noche. Dejamos atrás el parque nacional y cogemos A9 que nos llevará hasta Dundee.

Dundee es la cuarta ciudad más grande de Escocia. Ciudad situada en la costa este, en la parte norte de la bahía del río Tay, cerca de donde dicho río desemboca en el mar del Norte. El puente de Tay es el cruce del estuario del rio Tay por la línea de ferrocarril uniendo la ciudad de Dundee con el sur de Escocia. Muy recomendable visitar el parque de camperdown, donde puedes ver los patos locales lo felices que se les ve, además de lo bien cuidado que está todo el parque.

 

Cogemos la A92 para dejar Dundee y cruzar por el Tay road Bridge que nos llevará hasta Sant Andrews. Las ruinas de la catedral más grande de la Gran Bretaña permiten hacerse una idea de lo espectacular que debía ser el lugar en la Edad Media.

 

A pocos metros de la catedral y bordeando los acantilados, encontramos el castillo de Sant Andrews, un sitio donde puede que pierdas la noción del tiempo. Una verdadera belleza.

 

Después de ver estos increíbles parajes, nos dirigimos a la meca del golf. Si, parada friki, pero a quién le guste este deporte, tiene que ir a ver tales instalaciones donde es imposible no tener ganas de jugar y hacer unos hoyos.

Aprovechamos para quedarnos un rato, comer algo y de mientras ver como entrenan…

La niebla empieza a tener presencia y toca ir despacio. No hace frío, pero el cielo encapotado y la niebla presente invitan a aminorar la marcha y a aprovechar al máximo los pequeños rayos de sol que parece que quieren salir.

Pasamos por bonitos pueblos como Ceres, Glenrothes hasta detenernos en Edimburgo.  Una de las ciudades más especiales de Europa.

 

Repleto de estrechos callejones adoquinados, rincones oscuros que fueron escenario de las más terribles historias. Edimburgo posee un clima bastante lluvioso que, lejos de ser un inconveniente, es algo que le aporta aún mayor encanto a la visita, otorgando un aire misterioso y tenebroso a la ciudad. La verdad que meterse con la gorda por los callejones de la ciudad no ha sido nada agradable. Al final la hemos dejado en mitad de la acera y nos hemos ido a pasear.

 

Nos dirigimos a los pies del castillo, allí aprovechamos para buscar un bar donde comer y llamar a Britany Ferries para adelantar nuestro ferry ya que por lo que nos indican, la fecha prevista de nuestro embarque, es el día que la huelga tendrá notoriedad en los puertos y es posible que nos quedemos en tierra. Así que, hacemos la gestión y adelantamos nuestro ferry de vuelta a Francia. Una vez confirmado nuestro cambio de billete, acabamos de comer y nos vamos hacia Irongray, cerca de Dumfries, ciudad que visitamos hace unos días. 

 

Cogemos la A702, carretera que tiene tramos con asfalto nuevo y otros con asfalto bastante malo, pero en general bastante bién, a la altura de Abington, cogeremos la A74(M) más adelante la A701 nos llevará hasta Irongray Road, allí, una caminito de cabras nos llevará hasta Barnsoul caravan & camping, camping que administra una mujer súper simpática con un trato muy bueno. El camping es muy familiar, y la verdad que sus instalaciones son enormes, lo que hace que las diferentes zonas queden bien diferenciadas y estructuradas.

 

Tenemos amiguitos nuevos!!

 

Al final nos han salido 477km, así que una ducha y a relajarnos un poco.

 

Algunas fotos de la jornada de hoy.

 

[masterslider id=»19″]

 

Gas a la gorda!!

 

 

2 comentarios

Trackbacks y pingbacks

  1. […] comentaba en la entrada anterior, cambiamos los billetes del ferry debido a la huelga de Francia. El ferry nos sale a las 22:30 […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.